Un servicio de Gas Natural Fenosa que aúna los beneficios del aislamiento térmico del edificio y la gestión energética de un sistema de calefacción centralizado.
Junto a un completo plan de mantenimiento, este servicio maximiza la eficiencia de los equipos y minimiza el gasto energético en el edificio.
Todo, con la profesionalidad y solvencia que te ofrece Gas Natural Fenosa, empresa líder en asesoría y gestión energética.


Todo son ventajas:

Ahorro desde el primer día en el consumo energético.

Mejora del confort térmico y, con ello, del bienestar.

Contabilización de los consumos individuales mediante el servicio de Reparto.

Mínimas molestias para los vecinos en la instalación y rehabilitación.

Revalorización del inmueble, sin reducción del espacio habitable.

Sin inversiones iniciales.

Máxima eficiencia con un completo plan de mantenimiento.

Asistencia 24 horas / 365 días.

Mejora de la calificación energética del edificio.  

 

Aislamiento térmico

El 80% de las viviendas españolas carecen de aislamiento térmico o tienen un aislamiento deficiente. La rehabilitación con aislamiento contribuye a mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Aislar adecuadamente tu comunidad, no sólo supone un ahorro en climatización y emisiones de CO2, sino que mejora considerablemente el confort, seguridad y valor de tu vivienda.

Existen tres métodos de aislamiento térmico comúnmente utilizados: 
 

Aislamiento por inyectado en cámara de aire

Consiste en rellenar de material aislante las cámaras de aire existentes en cerramientos de fachada y cubiertas.


SATE. (Sistemas para aislamiento térmico por el exterior)

Revestimiento aislante en la fachada del edificio que permite la eliminación de puentes térmicos incluso en pilares y forjados.

 
Fachada ventilada

Aislamiento por el exterior que permite, además de un gran aislamiento térmico y acústico, una rehabilitación estética de la fachada.
 

¿Quieres más información?

Contáctanos sin compromiso, llamando al 900 40 20 20.

Escríbenos

 


Enlaces relacionados:

¿Por qué contratar Gas Natural Fenosa?