Las instalaciones fotovoltaicas son la mejor solución para que puedas generar y consumir tu propia energía de la manera más sencilla.

Desde Gas Natural Fenosa queremos ayudarte a ahorrar gracias a la energía del sol, por ello:

 Realizamos un estudio de viabilidad y costes de tu instalación y te ayudamos a decidir la mejor opción. 

 Te ayudamos a conocer el potencial de ahorro en tu factura eléctrica gracias a la instalación de placas fotovoltaicas.

 
 

¿Qué necesito para poder instalar placas fotovoltaicas?

 Tener superficie disponible en cubierta o terreno anexo.

 Espacio disponible orientado al sur.

Que el consumo de energía eléctrica en tu edificio se produzca durante las horas en que luce el sol.

 

¿Qué son las instalaciones fotovoltaicas?

Las instalaciones fotovoltaicas son capaces de captar la energía proveniente del Sol y transformarla en energía eléctrica aprovechable para el consumo. La energía que generan es renovable, y no requieren de reacciones químicas ni el uso de combustibles para funcionar. Su componente básico es el panel fotovoltaico, que aprovecha un efecto físico para transformar la luz en electricidad de bajo voltaje. Esta electricidad se transforma posteriormente hasta el voltaje adecuado para su uso por aparatos eléctricos.

Como su base es modular, pueden construirse desde pequeños paneles para tejados hasta grandes plantas directamente sobre el terreno, lo que la hace adecuada para un amplio abanico de usuarios.

Disfruta de todos los beneficios de las placas fotovoltaicas:

Contribuirás a mejorar el medio ambiente, porque utilizarás energía renovable libre de emisiones de CO2.

Contribuirás a mejorar la calificación energética de tu edificio.

Las instalaciones fotovoltaicas requieren poco mantenimiento.

El actual marco legal te permite elegir entre varias opciones según sean tus necesidades.  


Tras la publicación del RD 900/2015 de autoconsumo se han definido dos nuevas modalidades, Tipo 1 y 2, además del modo “aislado de red”, quedando en el marco global tres modalidades bajo las que las instalaciones fotovoltaicas pueden funcionar:

Instalaciones aisladas de red eléctrica: el edificio debe abastecerse 100% de sistemas de generación propios sin soporte de red.
  • Tipo 1: Aplica cuando las instalaciones de generación de energía eléctrica están destinadas al consumo propio y no se dan de alta en el registro de producción, por lo que no se percibe contraprestación por verter a la red. Existe un único sujeto, el consumidor y las instalaciones deben cumplir dos características, primero que la suma de las potencias instaladas de generación sea inferior o igual a la potencia contratada y segundo que esta no sea superior a 100 kW. Para más información, haz clic aquí. 
  • Tipo 2: Aplica cuando la o las instalaciones de generación de energía eléctrica están dadas de alta en el registro de producción (registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica conectadas), por lo que percibe contraprestación por verter a la red. Existen dos sujetos, el consumidor y el productor. Las instalaciones debe cumplir dos características, que la suma de las potencias instaladas de generación sea inferior o igual a la potencia contratada, y además deben ser titularidad de la misma persona física o jurídica (productor). Para más información, haz clic aquí

Para más información, solicita un estudio gratuito y sin compromiso o llama al 900 40 20 20.
  

« Volver a Catálogo de Soluciones
 

Enlaces relacionados:

Eficiencia energética para empresas