Disfruta de un servicio de climatización con energía renovable durante todo el año, gracias a la tecnología de bomba de calor geotérmica y la experiencia de Gas Natural Fenosa.

La bomba de calor geotérmica es una tecnología a elevado rendimiento y bajo consumo que utiliza energía renovable. Una valiosa alternativa a otros equipos de climatización que puede reducir tu consumo energético hasta un 60%.

Gas Natural Fenosa se encarga de todo: ingeniería y legalizaciones, inversión, gestión de trámites y subvenciones, montaje y mantenimiento de la instalación.

Además, tendrás a disposición un servicio personalizado de asistencia 24 horas al día, 365 días al año.

Tras la finalización del contrato, normalmente 10 años, el equipo pasa a ser posesión del cliente.
 

Beneficios de Terraconfort

Sin inversiones. Tu empresa no tiene que realizar ninguna inversión para la renovación o la construcción de la sala técnica; la efectuará Gas Natural Fenosa.

Ahorrar energía y dinero. Es el sistema de climatización con mayor rendimiento del mercado, hasta el 600%.

Suministro completo de energía útil. Sólo pagarás por la energía que realmente utilices y no por el combustible que consumas.

Obtener energía durante todo el año. El funcionamiento de la bomba de calor geotérmica no depende de las condiciones meteorológicas.

Telegestión y control informático central. A través del sistema de telegestión, tu instalación geotérmica estará siempre controlada con la máxima eficiencia desde nuestras oficinas.

Gestión del mantenimiento. Nosotros realizamos el mantenimiento preventivo, que contribuye a prolongar la vida de las instalaciones, cumpliendo con la normativa vigente. Y también el mantenimiento correctivo, haciéndonos cargo de cualquier imprevisto. Así podrás despreocuparte de la sala técnica.

Servicio de asistencia 24 horas al día y 365 días al año. Dispondrás de un servicio de asistencia, que incluye revisiones periódicas, servicio de reparaciones de averías y sustitución de piezas.

Disminuir las emisiones de CO2. Podrás climatizar con energía renovable, reduciendo el impacto medio ambiental de las instalaciones.

Tener un impacto visual y acústico nulo. El espacio utilizado por los captadores puede recuperar su uso anterior (aparcamiento, zona de recreo, zona deportiva, zona verde…).

Mejora la salud de los usuarios. La tecnología geotérmica no produce emisiones de gases tóxicos ni fugas. Además, al no haber torres de refrigeración, se disminuye el riesgo de legionelosis.

 

Instalaciones de energía geotérmica: descubre más sobre ellas

¿Cómo funcionan?

Independientemente de la época del año, a partir de cierta profundidad, el subsuelo se encuentra a una temperatura prácticamente constante durante todo el año. Entre 15 m y 20 m, la temperatura del subsuelo se estabiliza alrededor de los 17 ºC.

  • En invierno, las bombas de calor geotérmicas absorben el calor del subsuelo y funcionan como calefacción.
  • En verano, capturan la temperatura más fría del subsuelo para refrigerar el ambiente.

 
¿Cómo se instalan?

La bomba de calor geotérmica funciona como una bomba de calor convencional y como todas necesita un aporte de energía eléctrica, por lo que se requiere una conexión a la red. Su peculiaridad reside en que el intercambio de calor se realiza con el subsuelo (en las bombas tradicionales se suele realizar con el aire exterior). Este intercambio térmico con el subsuelo puede realizarse de diversas formas, aunque las más extendidas son:
 

  • Sistema de captación vertical
El intercambiador geotérmico se dispone de manera vertical, generalmente a profundidades de entre 80 m y 120 m. No requiere de superficies de captación tan grandes como el sistema mediante captación horizontal, pero requiere de una mayor especialización por parte de la empresa instaladora.
 
  • Sistema de captación horizontal

El intercambiador geotérmico se dispone de manera horizontal, generalmente a profundidades de entre 1,5 m y 2 m. Respecto al sistema de captación vertical, requiere una mayor superficie ocupada, pero sus costes de implementación son, en general, menores.

El tipo, tamaño y geometría del captador geotérmico se determinan una vez se conoce la demanda energética del edificio y las condiciones del terreno. En general, para instalaciones mayores de 30 kW, esta caracterización térmica del subsuelo se lleva a cabo mediante una prueba in-situ, en el lugar donde se va a realizar la captación geotérmica, denominada Test de Respuesta Térmica del terreno (TRT).

La presencia de aguas subterráneas no solo no impide la implementación del sistema de captación geotérmico sino que su presencia favorece el intercambio térmico y la eficiencia de la instalación.

 

¿Por qué contratar con Gas Natural Fenosa?

Los servicios de una empresa líder y especialista en energía, con un equipo de profesionales altamente cualificados.

Comodidad y facilidades de pago, determinando un importe fijo al mes, asequible para ti y tu empresa.

Tranquilidad, porque Gas Natural Fenosa te proporciona la monitorización y un servicio programado de visitas de mantenimiento garantizan el correcto estado y funcionamiento de la instalación.

 

Para más información, llámanos al 900 40 20 20.

Si tienes alguna duda, escríbenos. Estamos a tu disposición.

Escríbenos

  
« Volver a Catálogo de Soluciones
 

 


Ficheros relacionados:

Descarga toda la información (PDF 953 Kb)

Enlaces relacionados:

¿Cómo funcionan las instalaciones de energía geotérmica?