Aire acondicionado

 

A la hora de comprar aire acondicionado:

Procura comprar un equipo de aire acondicionado de clase A y que incorpore filtros para el tratamiento del aire, además de un deshumidificador, para el control de la humedad del ambiente.


Consejos de uso y mantenimiento:

Para estos equipos es necesaria la limpieza, como mínimo una vez al mes, de los filtros, además de comprobar que no existan pérdidas en el líquido refrigerante. Para que no disminuya el rendimiento de estos equipos no debes colocarlos en zonas donde haya aporte de calor, o proximidad de focos de calor como la radiación solar.
En refrigeración, la temperatura de consigna recomendada es de 25 ºC. Regula en el termostato del equipo de aire acondicionado esta temperatura y obtendrás un ambiente agradable en tu vivienda.


¿Cómo funciona el aparato de aire acondicionado?

El funcionamiento de un equipo de aire acondicionado se basa en el comportamiento del fluido refrigerante. Este fluido absorbe el calor de la estancia a refrigerar, evaporándose, para después de recorrer el circuito de refrigeración hasta la unidad exterior y eliminar el calor absorbido al condensarse tras someterle a compresión. Dependiendo de las necesidades del usuario existen diferentes tipos de aire acondicionado:

  • Acondicionador de ventana: es el sistema de aire acondicionado más elemental. Se caracteriza por la facilidad para adaptarse a cualquier edificio, climatizando únicamente la estancia en la que se encuentra instalado el equipo. Poseen en una misma unidad el compresor, ventilador, evaporador… lo que produce ciertas desventajas en cuanto a aspectos estéticos y del nivel sonoro que produce en el interior de la vivienda.

  • Aire acondicionado portátil: Se caracterizan por no poseer tampoco unidad exterior. Apenas necesitan instalación. Al igual que en el caso de los aparatos de ventana tienen la desventaja de producir un ruido excesivo al introducir el compresor dentro de la vivienda.

  • Acondicionador split (partido): Consta de dos unidades: una interior y otra exterior. La unidad interior está compuesta por el evaporador, el ventilador, el filtro de aire y el sistema de control, y la unidad exterior donde se encuentra el compresor y el condensador. Al encontrarse en la unidad interior exclusivamente el ventilador, el condensador es mucho más silencioso que en el resto de equipos.

 

¿Cómo transporta el frío?

Las diferentes formas de distribución de estos sistemas son:

  • Consola o equipo unitario: todos los componentes están juntos en una única unidad.

  • Split: los componentes se separan en una unidad interior y otra exterior, para evitar el ruido del compresor en el interior del local a climatizar.

  • Multisplit: en el interior de la vivienda hay varias unidades para climatizar diferentes estancias.

  • Sistemas de distribución por tuberías: la unidad interior y exterior se unen mediante tubos de cobre.

 

¿Qué equipo comprar?

A la hora de comprar un equipo de aire acondicionado debes tener en cuenta el etiquetado energético. Compra un equipo de aire acondicionado de clase A, y el que más se asemeje a tus necesidades. Procura comprar un equipo de aire acondicionado que incorpore filtros para el tratamiento del aire, además de un deshumidificador, para el control de la humedad del ambiente.


¿Qué tipo de climatización ofrece?

Estos equipos sólo nos ofrecen refrigeración, para cubrir la climatización sería necesaria la instalación de otro sistema.


A tener en cuenta

Ventajas:

Equipos aptos para todo tipo de superficies.

Diferentes formas de distribución en la vivienda.

Posibilidad de controlar la humedad de la estancia a refrigerar.


Desventajas:

  • Necesidad de instalar otro sistema para cubrir la climatización.

 

¿Cómo se utiliza correctamente?

El uso de esta tecnología es muy sencillo, sólo tienes que regular la temperatura a la que quieres refrigerar la estancia de tu vivienda.

 


 

Bomba de calor


A la hora de comprar una bomba de calor:

Déjate aconsejar por un profesional para elegir qué tipo de bomba de calor se ajusta mejor a las necesidades de tu hogar. Si tu vivienda se encuentra en zonas de clima frío te aconsejamos que adquieras una bomba de calor "Inverter", son las más eficientes.


Consejos de uso y mantenimiento:

Para obtener buenos rendimientos y ahorros energéticos debes limpiar periódicamente los filtros, para eliminar impurezas. Coloca estos equipos lejos de fuentes de calor para que no influya en la medición de los termostatos.
Estos equipos tienen incorporado un termostato que mide la temperatura de la estancia a climatizar. En estos equipos existe el modo económico o "eco", en el que cuando la temperatura de la habitación se iguala a la elegida por el usuario, el equipo deja de funcionar, hasta que de nuevo la temperatura varía respecto a la elegida y vuelve a ponerse en marcha.

 

¿Cómo funciona?

Las bombas de calor son un sistema de climatización de alta eficiencia energética en donde el agente que se ocupa de compensar las cargas térmicas del espacio a condicionar puede ser agua y/o aire. Al rendimiento de estos equipos se le denomina COP y suele tener un valor aproximado de 2.5.

Son equipos muy eficientes, ya que por cada kW eléctrico consumido aportan como mínimo 3 kW térmicos. Estos sistemas no son aptos para climas muy fríos, para estos casos se recomienda la tecnología “Inverter”, que dispone de un compresor de potencia adaptable. Un compresor de tipo inverter funciona siempre con una potencia adaptable, trabajando con más fuerza cuando la temperatura se aleja de lo que marca el termostato, y con menos fuerza cuando el cambio de temperatura es más suave. Esta tecnología mejora el funcionamiento de las instalaciones y aumenta el rendimiento del equipo.

Según de dónde se extraiga el calor y en función del fluido utilizado para transmitirlo, existen tres tipos de bombas de calor:

  • Bomba de Calor Aire-Agua: extrae el calor del exterior y lo transmite al interior a través de un circuito de calefacción por agua.

  • Bomba de Calor Agua-Agua: extrae el calor de un río, lago o pozo para calentar o enfriar un circuito de calefacción.

  • Bomba de Calor Aire-Aire: es la más usada, extrae la energía del aire exterior y lo transmite al interior también en forma de aire.

 

¿Cómo transporta el calor?

Las bombas de calor tienen diferentes formas de distribución, que pueden ser las siguientes:

  • Consola o equipo unitario: todos los componentes están juntos en una única unidad.

  • Split: los componentes se separan en una unidad interior y otra exterior, para evitar el ruido del compresor en el interior del local a climatizar.

  • Multisplit: en el interior de la vivienda hay varias unidades para climatizar diferentes estancias.

  • Sistemas de distribución por tuberías: la unidad interior y exterior se unen mediante tubos de cobre.

 

¿Qué equipo comprar?

Si vas a comprar este equipo para tu vivienda te recomendamos que solicites ayuda a un profesional que te ayude a elegir el tipo de bomba de calor que mejor se ajusta a tus necesidades. Si tu vivienda se encuentra en zonas de clima frío te aconsejamos que adquieras una bomba de calor "Inverter", son las más eficientes.
 

¿Qué tipo de climatización ofrece?

Estos equipos te ofrecen la ventaja de tener calefacción y refrigeración todo en uno. Son los equipos más recomendables para climas con inviernos no muy fríos, ya que cubres totalmente la demanda de climatización.
 

A tener en cuenta

Ventajas:

Cubre tanto calefacción como refrigeración.

Equipos muy eficientes: con 1 kW eléctrico aportan 3 kW térmicos.

Tienen varias opciones de instalación: consola, Split, multisplit y sistemas de distribución.

Ofrecen la tecnología Inverter, que aumenta el rendimiento del equipo y mejora el funcionamiento del sistema.

Apta para todo tipo de superficies.
 

Desventajas:

  • A temperaturas muy bajas el rendimiento de estos equipos disminuye.

  • Alta inversión económica.

 

¿Cómo se utiliza correctamente?

Este tipo de sistemas tienen un funcionamiento sencillo, debes elegir la temperatura que deseas obtener y encender el equipo. En momentos en los que no estés en casa, y sean periodos cortos, reduce la temperatura si es para calefacción, o auméntala si se trata de refrigerar.

 



Enlaces relacionados:

Simulador de ahorro de consumo