Es importante escoger una batería adecuada al tipo de cocina que tienes en casa. Ciertos utensilios ayudan a cocinar de forma más eficiente.


Cocinas

A la hora de comprar:

Procura comprar una cocina a gas, que resulta más eficiente que una eléctrica. En todo caso, si vas a comprar una cocina eléctrica, procura que sea de inducción, ya que ahorrarás energía y además reducirás tu factura.
 

¿Cómo funciona?

Las cocinas se clasifican principalmente en función de la energía utilizada: pueden ser a gas o eléctricas. Las cocinas a gas son más eficientes que las eléctricas, aunque éstas últimas sean las más comunes. Las cocinas eléctricas pueden ser: la placa de resistencia, la placa vitrocerámica eléctrica y la placa de inducción.
 

¿Qué equipo comprar?

Antes de adquirir una cocina debes tener claro el sistema que deseas instalar: eléctrico o a gas, siendo éste último el más eficiente.

Si vas a comprar una cocina eléctrica procura que sea de inducción, son más caras que las vitrocerámicas convencionales pero su consumo energético es menor. Además el tiempo de cocción que requieren es un 40% menor.
 

¿Cuánta energía consume?

El consumo de la cocina depende de los hábitos de consumo de la familia. Para el mismo consumo, las cocinas a gas son las más eficientes y rápidas. Las vitrocerámicas de inducción serían menos eficientes que las de gas, aunque las más eficientes dentro de los sistemas eléctricos. Le seguirían las vitrocerámicas convencionales con consumos y tiempos de cocción mucho más altos y por último las cocinas de resistencias, las más ineficientes.

 

Hornos

¿Sabías que cada vez que abres la puerta del horno se pierde el 20% de la energía acumulada?
 

A la hora de comprar:

Procura comprar un horno a gas, que resulta más eficiente que uno eléctrico. En todo caso, si vas a comprar un horno eléctrico, procura que sea de clase A, ya que ahorrarás energía y además reducirás tu factura.
 

¿Cómo funciona?

Los hornos pueden ser a gas o eléctricos, los hornos a gas son más eficientes que los eléctricos, aunque estos últimos son los más comunes, el 89% en los hogares españoles.
 

¿Qué equipo comprar?

Los hornos eléctricos poseen la etiqueta energética, desde la letra A, la más eficiente, hasta la G.

En la etiqueta energética de un horno se distinguen 3 tipos de tamaños: pequeño, mediano y grande, dependiendo del volumen útil del horno. En el horno eléctrico la clase de eficiencia se otorga por consumo específico, no por comparación con otros hornos. La referencia de consumo es la media del consumo en kWh con carga normal y corresponde a las clases C - D:

Horno pequeño: 1 kWh

Horno mediano: 1,2 kWh

Horno grande: 1,4 kWh


Si es posible, elige un horno a gas, más eficiente que uno eléctrico. Pero si no es así, compra un horno eléctrico de clase energética A.
 

¿Cuánta energía consume?

A modo de ejemplo si compras un horno pequeño de clase energética A, su consumo es 0.60 kWh por uso frente al consumo de un horno eléctrico de 15 años (clase E o F) que es de 1.40 kWh por uso. Las familias españolas usan el horno, de media, una vez por semana, por lo que al año, se ahorrarían con este cambio 85 kWh.

 

Microondas

Si utilizas el microondas en lugar del horno puedes ahorrar mucho tiempo y entre un 60% y un 70% de energía.
 

A la hora de comprar:

El microondas consume mucha menos energía que un horno. Elige uno que tenga el tamaño y la potencia adecuada a tus necesidades reales. Evitarás consumir más energía de la que realmente necesitas.
 

Consejos de uso:

Utiliza el microondas en vez del horno, ahorrarás entre un 60% y un 70% de energía y ahorrarás tiempo.

El microondas funciona distinto que el horno, para más cantidad a calentar necesita más potencia o tiempo. No actúa como el horno, que usa la misma energía independientemente de la carga.

 



Enlaces relacionados:

Consejos de uso y mantenimiento de las cocinas

Consejos de uso y mantenimiento de los hornos