Qué hacer si detectas olor a gas:

 

Abre las puertas y ventanas para que el espacio se ventile bien. Si te da sensación de asfixia, toma aire fresco y solicita atención médica inmediatamente.

Cierra los mandos de los aparatos de gas y la llave general de paso. Si tras cerrar la llave de paso sigue oliendo a gas, ventila y sal de casa hasta que llegue el servicio técnico de urgencias.

No manipules aparatos eléctricos ni interruptores para evitar chispas que puedan provocar explosiones o incendios.

No fumes ni enciendas llamas mientras siga oliendo a gas.

No vuelvas a abrir la llave de paso hasta que hayan reparado la instalación o el aparato averiado.

En caso de urgencia, llama a nuestro teléfono gratuito de urgencias 900 750 750 y acudiremos rápidamente a inspeccionar tu instalación.

 

Qué hacer si te quedas sin suministro de gas:

 

Comprueba que los mandos de los aparatos (cocina, calentador, caldera, etc.) estén cerrados para evitar que el gas se escape si el suministro vuelve de repente.

Verifica que todas las llaves de paso de gas estén abiertas. Si no lo están, ábrelas.

Espera un mínimo de 15 minutos (manteniendo las llaves de gas abiertas y los mandos de los aparatos cerrados). Pasado este tiempo comprueba si tienes gas encendiendo un fuego de la cocina.

Si tras hacer las comprobaciones anteriores continúas sin gas, contacta con el teléfono de urgencias 900 750 750.

 
 

Buenas prácticas

 

Tu instalación en manos de profesionales
Sólo una empresa instaladora autorizada puede hacer o modificar una instalación de gas. Ante cualquier anomalía en los aparatos o en la instalación, avisa al servicio técnico del fabricante del aparato o a una empresa instaladora autorizada para corregirlo lo antes posible.

Presta atención a tu instalación

En la cocina, el buen estado de la llama (estable y azul) demuestra una buena combustión. Una mala combustión, en cambio, se puede detectar cuando el humo de la llama mancha las cacerolas.

Evita que se apaguen los fogones mientras cocinas para que no se produzcan escapes de gas. Vigila el estado de los tubos flexibles de los aparatos e instala siempre tubos de alta seguridad que cumplan con la normativa vigente.

Mantén la instalación al día

La normativa vigente obliga a realizar un mantenimiento de la instalación y los aparatos de gas, y a utilizarlos correctamente. Es importante que facilites el acceso a la Compañía Distribuidora para que realice una inspección periódica.

Mantén una ventilación adecuada

Las rejillas de ventilación deben estar en perfectas condiciones, sin obstrucciones. El tubo de salida de los gases es fundamental para el buen funcionamiento de los aparatos, por eso es importante que lo instale un especialista siguiendo la normativa.

Cierra el gas en ausencias largas

Como precaución, es recomendable cerrar la llave de paso del gas de tu casa si vas a estar fuera durante un largo periodo.

El gas natural es una energía muy segura, pero es importante seguir algunas recomendaciones muy sencillas para disfrutarlo con total tranquilidad.

 

Ficheros relacionados:

Descarga estos consejos y tenlos siempre a mano