¿Cómo funciona?

La caldera de Baja Temperatura funciona igual que una caldera convencional, sólo que opera a temperaturas menores, entre 35 ºC y 45 ºC, y regulan la temperatura en función de la demanda energética real. Estas calderas son estancas, además tienen rendimientos más altos que las convencionales, pudiendo llegar a 95%.
 

¿Cómo transporta el calor?

Los sistemas de distribución más habituales en estos equipos son:

Radiadores: elementos que intercambian el calor entre el agua caliente y el espacio que se va a calentar.

Suelo radiante: en este sistema de distribución los radiadores se sustituyen por un sistema de tubos que se colocan por debajo del suelo, y por ellos circula el agua caliente. En este caso el suelo se convierte en emisor de calor. Este sistema es muy eficiente ya que la temperatura a la que hay que calentar el agua está entre 35 ºC y 45 ºC, coincidiendo con la temperatura a la que opera la caldera, ahorrando así energía. El suelo radiante distribuye homogéneamente el calor, esto lo hace aún más eficiente y aumenta el confort de la estancia. 


¿Qué caldera comprar?

A la hora de comprar una Caldera de Baja Temperatura ten en cuenta las necesidades de tu vivienda, es decir, compra la caldera más conveniente para tu vivienda, con una potencia adecuada a tu hogar. Te recomendamos que adquieras una caldera de condensación que es la más eficiente del mercado.
 


¿Qué tipo de climatización ofrece?

Este tipo de calderas ofrecen sólo calefacción. Si deseas tener refrigeración tendrás que instalar un equipo específico.
 


A tener en cuenta

Ventajas:

Altos rendimientos: 95%

Pueden producir ahorros mayores al 25% con respecto a una caldera convencional.

Se utilizan también para la producción de ACS.

Pueden regular la temperatura en función de la demanda energética Aptas para sistemas centralizados en edificios, viviendas unifamiliares o pisos.
 

Desventajas:

  • Pueden producir condensación.

  • Equipos más caros en comparación con una caldera convencional.

  • Se recomiendan radiadores con mayor superficie de intercambio.


¿Cómo se utiliza correctamente?

El uso de este tipo de calderas es muy sencillo, sólo se enciende y se apaga en función de la demanda de calefacción o no.



« Volver a Calderas