Lavadoras y secadoras

Elige tu electrodoméstico.


 

Descubre cómo escoger un electrodoméstico eficiente


Si quieres reducir gastos, y ahorrar energía, compra electrodomésticos de clase A.


Gracias a su certificado de eficiencia energética reducirás hasta un 55% el consumo medio en comparación con otros electrodomésticos.


"Con el certificado de eficiencia energética puedes reducir el consumo medio hasta un 55%."

 
 

A continuación te damos algunos consejos para que puedas tener en cuenta un uso y mantenimiento de los electrodomésticos acorde con el ahorro económico y de consumo energético. 

  • Consejos 3

__
 

Lavadoras

Las lavadoras se pueden clasificar en función de diversas características:
 
 Por el tipo de carga: 
Las de carga superior poseen velocidades de centrifugado inferiores.

 Por la velocidad de centrifugado: 
Las más usuales van de500 r.p.m. a 1300 r.p.m. Algunas lavadoras incorporan sistemas de equilibrado y centrifugado gradual para reducir las tensiones.

 Por los programas de funcionamiento: 
Los más eficientes son el programa económico, el lavado corto, el lavado con agua fría y el de lavado a media carga.


 
¿Qué equipo comprar?

Fíjate en la etiqueta energética y en especificaciones como la eficacia de centrifugado o del consumo de agua y de energía por ciclo de lavado.

Adquiere lavadoras de clase A+, A++, A+++ con diferentes ciclos de lavado y que ofrezcan la elección de la temperatura de lavado.

__

"A menor temperatura,
más ahorro."

 Agrupa la ropa según la clase de tejido, programa y temperatura.

 Elige ciclos de agua templada o fría. Sólo necesitas agua caliente en caso de manchas difíciles

 Utiliza detergentes líquidos. En caso de usar detergente el polvo dilúyelo en agua para que la lavadora trabaje menos.
 Usa la dosificación adecuada de detergente. Su utilización en exceso provoca que la espuma haga trabajar de más al motor.

 Mantén limpio el filtro. Así evitarás obstrucciones y mejorará el funcionamiento del aparato.

 Usa descalcificadores para eliminar las impurezas y la cal del filtro.  
¿Cuánta energía consume?

Una lavadora de clase energética A consume unos 171 kWh/año, y una clase D, 377 kWh/año. La clase A puede suponer un ahorro de 370€ a lo largo de su vida útil.


Reduce el consumo energético.


 Pon el agua a la menor temperatura posible. Entre el 80% y el 85% de la energía que gasta una lavadora se produce al calentar el agua. Reducir la temperatura de 40 ºC a 15 ºC reduce el consumo de energía a la mitad.

 Carga la lavadora al máximo de su capacidad. Rentabiliza el consumo energético de cada lavado. Dos ciclos de lavado a media carga consumen más que uno a carga completa.

 Adquiere lavadoras con programas de centrifugado potente (1.200 r.p.m.- 1.500 r.p.m.). Así reducirás el uso de la secadora, que consume mucha más energía. Un centrifugado de alta velocidad es mucho más eficaz que otro de menos potencia y consumen prácticamente lo mismo.

 

 

__

Secadoras

 Las secadoras se pueden clasificar de diferentes formas:

 Por el tipo de carga: Frontal o superior.


  Por el modo de evacuación de la humedad:
  • De condensación: condensan el agua de la ropa.
  • De extracción: evacúan el agua en forma de aire húmedo al exterior.

 Por sistema de parada del equipo
  • Sensor de humedad: un sistema inteligente detiene el proceso de secado.
  • Temporizador: el tiempo de secado está prefijado.
  • Ciclos con enfriamiento progresivo: terminan de secar la ropa con el calor residual.

 
¿Qué equipo comprar?
 

Las secadoras tienen el etiquetado energético convencional, de la letra A hasta la G. Las secadoras a gas son las más eficientes.

Si eliges una secadora eléctrica que sea de clase energética A y de condensación.

__


"En la etiqueta se indica la capacidad, el consumo
de energía, y el tipo de secado." 

Uso y mantenimiento. 
  Coloca la secadora en un lugar seco y bien ventilado. Si es un cuarto cerrado, conéctala al exterior con un tubo de salida.

 Emplea la secadora al nivel de carga que indica cada ciclo. Si necesitas secar poca ropa ajusta el nivel de temperatura y el tiempo de secado.

  Inspecciona periódicamente el orificio de ventilación. Evitarás obstrucciones y posibles incidentes.

 Fíjate en que no existan pérdidas de calor o fugas en las juntas, la puerta, etc.
 Agrupa la ropa según el tipo de tejido. Así podrás elegir ciclos adecuados para cada grupo de prendas.

 Limpia siempre el filtro después de cada secado. Mejorará la circulación del aire y evitará posibles accidentes.

 Saca la ropa cuando haya terminado el ciclo de secado. Evitarás el óxido en las partes metálicas.
¿Cuánta energía consume?


Una secadora media de clas
e D consume unos 304 kWh/año, y el de una clase A es de 167 kWh/año. La diferencia de ahorro es casi del 50%, lo que equivale a unos 190€ a lo largo de su vida útil.
 


Reduce el consumo energético.

 Utiliza los programas automáticos de detección de humedad. Son más exactos y eficientes que los programas manuales.

 Usa el ciclo de enfriamiento progresivo. Deja que la ropa termine de secarse con el calor residual de la secadora.
 Centrifuga la ropa antes de meterla en la secadora. El centrifugado consume mucha menos energía que la secadora.

 Aprovecha los días soleados para secar la ropa al aire libre. Es la forma más eficiente y limpia de secado.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación y analizar tu actividad en la web con objetivos estadísticos y para mostrar publicidad. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies