Qué hacer si detectas olor a gas o no tienes suministro

Conoce que debes hacer en cualquiera de los casos

Si detectas olor a gas:

Abre las puertas y ventanas para que el espacio se ventile bien. Si te da sensación de asfixia, toma aire fresco y solicita atención médica inmediatamente.

Cierra los mandos de los aparatos de gas y la llave general de paso. Si tras cerrar la llave de paso sigue oliendo a gas, ventila y sal de casa hasta que llegue el servicio técnico de urgencias.

No manipules aparatos eléctricos ni interruptores para evitar chispas que puedan provocar explosiones o incendios.

No fumes ni enciendas llamas mientras siga oliendo a gas.

No vuelvas a abrir la llave de paso hasta que hayan reparado la instalación o el aparato averiado.

En caso de urgencia, llama a nuestro teléfono gratuito de urgencias 900 750 750 y acudiremos rápidamente a inspeccionar tu instalación.


Si te quedas sin suministro de gas:

Comprueba que los mandos de los aparatos (cocina, calentador, caldera, etc.) estén cerrados para evitar que el gas se escape si el suministro vuelve de repente.

Verifica que todas las llaves de paso de gas estén abiertas. Si no lo están, ábrelas.

Espera un mínimo de 15 minutos (manteniendo las llaves de gas abiertas y los mandos de los aparatos cerrados). Pasado este tiempo comprueba si tienes gas encendiendo un fuego de la cocina.

Si tras hacer las comprobaciones anteriores continúas sin gas, contacta con el teléfono de urgencias 900 750 750.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación y analizar tu actividad en la web con objetivos estadísticos y para mostrar publicidad. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies